Día # 14 El Séptimo día

Por: María del Pilar Mejía y Mauricio Torres-Núñez

(…) en el séptimo día


el abismo y la luna


en el séptimo día

Solo dios sabe

que es el séptimo día


el abismo y la luna

en el séptimo día


no descansaré…

Parafraseamos esta canción de Soda Stereo, porque ni el anterior y ni este domingo se ha parado de hacer cosas en el taller, aunque haya sido de dos manera diametralmente distintas. Ambos también enmarcando fugacidades o salidas.

Después de varios meses de preparación, incertidumbres y vicisitudes, llegamos a los 14 días (serán 20 con algunos) compartiendo 24 horas con un grupo lleno de energía, de calor humano y de avidez de aprendizaje. Esa energía se sintió en cada actividad, en cada momento de presión, de trabajo, en las decisiones, también en los momentos de desestrés… Hasta lograr nuestro objetivo final: dejarle a la comunidad de Tierrabaja, en particular a sus niños, un espacio donde cine, infancia y diversión, sean uno solo.

WhatsApp Image 2017-04-17 at 10.07.02

Este proyecto solo existe gracias a las personas que siempre con una sonrisa y con sus propias manos decidieron acompañar a la comunidad de Tierrabaja, a ASF-Madrid y a FEM en la empresa de darle vida a este espacio público. Estas son las acciones que el trabajo voluntario hace posible y nos alientan a seguir trabajando por y para la creación de lazos invisibles, pero perceptibles y duraderos.

Este Cinema Terra, es la prueba de que cuando la memoria y la contemporaneidad se unen, lo colectivo tiene sentido. Asimismo, demuestra que las metas son alcanzables en la medida que el deseo y la fuerza interior lo impulsa, junto al trabajo mancomunado.

WhatsApp Image 2017-04-16 at 20.26.21

El tiempo de este encuentro se ha agotado, y pronto se volverá a la otra rutina diaria, a los otros horarios, otras latitudes y altitudes; la piel volverá a tomar su color. Volverán los emails, las reuniones de virtuales así como, eventualmente, los recuerdos en las fotos. Queda la satisfacción de haber visto las primeras proyecciones en el muro de quincha (aún húmedo). De ver la emoción de los niños tener este recinto para su diversión, que también será para el aprendizaje y su desarrollo cultural.

Para nosotros, queda también el gran aprendizaje o la aventura que se dio en este caribe colombiano de paisajes mangláricos

Despidiéndonos de quienes serán de ahora en adelante nuestros aliados y amigos en otras aventuras, esperamos que no sea más que un hasta luego, uno necesario antes de un nuevo reencuentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s